About

¡Hola!

 

Mi nombre es Verónica y me gustaría dedicar este espacio a contaros la historia de por qué empecé con este blog especializado en comida vegana.

Un día como cualquier otro, no sabía qué cocinar (sí, a mí también me pasa) y tampoco quería complicarme mucho la vida con ello, así que decidí que haría coliflor con bechamel. Curioso por dos razones, la primera es que, en esos últimos años, podría contar con los dedos de la mano las veces que había comido coliflor y, en segundo lugar, porque nunca antes había hecho bechamel.

Como habría hecho cualquier persona, decidí buscar en Google la receta de una bechamel (vegana, eso sí) y, como buena cocinera inexperta, seguí a rajatabla las instrucciones indicadas, ya que tenía miedo a liarla. Decisión de la que me arrepentiría al poco tiempo, ya que las cantidades estaban totalmente equivocadas y terminé con una bechamel que se acercaba más a una masa para bizcocho que a una salsa cremosa para combinar con una coliflor.

Sí, vale, a lo mejor debí parar de echar harina mucho antes, pero debo decir que ¡aun así no eché toda la cantidad que se indicaba!

Comprenderéis por lo tanto el enfado que me pudo entrar en ese momento, sobre todo porque me quedé sin comida… Pero como hago siempre, intento tomarme con filosofía las situaciones y sacar algo bueno de ellas.

De esta manera surgió en mi mente la idea de hacer un blog con recetas veganas, testadas personalmente por mí y puestas a prueba antes de compartirlas.

Y así es como he terminado aquí, contando esta anécdota y compartiendo mis comidas, “experimentos” y descubrimientos de mi día a día.

Espero que este blog os sea tan útil como pretendo y que descubráis nuevas formas de cocinar, de combinar alimentos y que también tengáis la oportunidad de disfrutar de un estilo de vida más sano, sostenible, solidario y lleno de amor, porque al fin y al cabo eso es el veganismo y en lo que se fundamenta todo este blog 🙂