Receta Roscón de Reyes Vegano

Receta Roscón de Reyes Vegano

Llego por los pelos pero creo que llego a tiempo para que podáis hacer vuestro propio Roscón de Reyes Vegano en casa este año.

El Roscón de Reyes es algo que siempre me ha gustado y, por lo tanto, me he negado a renunciar a él aunque sea vegana. Y por eso estoy segura de que vosotros tampoco os podéis resistir, ya que es toda una tradición a la que nos costaría mucho renunciar.

Por eso, en estos últimos días, he estado haciendo pruebas y modificaciones para crear y compartir con vosotros la receta definitiva para hacer un buen roscón de reyes vegano.

¿Esto qué significa? Pues que sea esponjoso, que no quede seco y, por su puesto, que sepa al roscón de toda la vida. Y no es por presumir pero yo diría que lo he conseguido, ¡toma! 😀

 

Cómo conseguir el Roscón de Reyes vegano perfecto

Lo sé, no es la receta más rápida que haya compartido, tampoco os asustéis porque no es nada del otro mundo, pero os recomiendo seguir estos consejos para conseguir el Roscón perfecto:

  • Preparar la masa base la noche anterior: se hace en un par de minutos pero es muy importante hacerla el día de antes para que repose durante toda la noche y conseguir activar la levadura.
  • Usar exactamente los mismos ingredientes que he usado yo: en una de las pruebas que hice usé harina normal para la masa y la textura era totalmente distinta, mucho más apelmazada. También recomiendo usar leche de almendras y no de soja, simplemente por el sabor, es más, yo siempre uso leche de almendras cuando se trata de repostería.
  • Hacer el almíbar final (con el que pincelaremos el roscón): de lo contrario se os secará en exceso una vez en el horno y, por experiencia, ¡os aseguro que no es eso lo que queréis!

trozo roscón vegano

Receta Roscón de Reyes Vegano:

Ingredientes (para unas 8 buenas porciones):

MASA BASE

  • 5/8 de taza de harina de fuerza (unos 100 gr)
  • 12,5 gr de levadura fresca
  • 100 ml de leche de almendras (menos de media taza)

MASA

  • Ralladura de naranja y limón (yo he rallado toda la piel de ambos)
  • 2 cdas. de agua de azahar
  • 1 1/2 cda. de aceite de oliva
  • 2 cdas. de leche de almendras (30 ml)
  • 50 gr de margarina vegetal a temperatura ambiente (puedes derretirla pero espera a que se enfríe)
  • 50 gr de azúcar
  • 50 gr (1/2 taza) de almidón de maíz (Maizena)
  • 220 gr de harina de fuerza (1 1/2 de taza)

ALMÍBAR

  • 1/8 de taza de agua (30 ml)
  • 1/8 de taza de leche de almendras (30 ml)
  • 1/4 de taza de azúcar
  • Fruta escarchada (si no tienes o no te gusta, puedes usar rodajas de naranja)

Instrucciones:

MASA BASE

  1. Hay que hacerla la tarde-noche anterior para que repose y actúe correctamente en nuestro roscón. Primero disolvemos la levadura fresca en la leche (a temperatura ambiente).
  2. En un bol amplio colocamos la harina y añadimos la mezcla anterior. Mezclamos bien con ayuda de una varilla.
  3. Tapamos el bol con un trapo de cocina y dejamos que repose durante la noche a una temperatura alrededor de 22º (ahora en invierno podéis buscar un sitio algo más caliente como, por ejemplo, encima de la nevera).

MASA

  1. Para hacer la masa, mezclar en otro bol la ralladura de naranja y limón, el agua de azahar, el aceite de oliva, la leche, la margarina y el azúcar y batir procurando que todo quede bien integrado.
  2. Añadir el almidón y la harina poco a poco e ir amasando, llegará un momento en el que tendrás que amasar con las manos.
  3. Mezclar la masa base y esta nueva masa y mezclar bien. Al principio se os pegará mucho a las manos, pero a medida que vayáis amasando se irá despegando, amasar hasta que ya no se pegue más.
  4. Formar una bola, tapar el bol y dejar reposar otras 2 horas para que la masa suba, debería casi triplicar su tamaño.
  5. Sobre una superficie lisa y limpia echamos un poco de harina y amasamos nuevamente durante unos 10-15 minutos golpeando la masa sobre la mesa. Si es demasiado pegajosa se puede espolvorear un poco de harina (pero cuidado con pasarte porque queremos que nuestro roscón sea esponjoso).
  6. Traspasamos nuestra masa a una lata de horno con papel de hornear para que no se pegue.
  7. Formamos una bola y haremos el agujero central con los dedos (no lo agrandéis en exceso para que no se os quede un roscón demasiado fino). Podemos untarnos los dedos con aceite o margarina para que sea más fácil y no se nos pegue. 
  8. Dada ya la forma final, dejar reposar otros 20 minutos. Podemos colocar un bol boca abajo en el centro para que el agujero mantenga su tamaño.

ALMÍBAR

  1. Mientras reposa la masa podemos esperar unos 10 minutos y empezamos a hacer el almíbar.
  2. En una olla pequeña colocar los tres ingredientes indicados, disolvemos bien el azúcar y lo llevamos a ebullición.
  3. Debe hervir durante unos 10 minutos aproximadamente, hasta que tengamos una textura un poco espesa.
  4. Cortar la fruta escarchada (o las rodajas de naranja) y colocarla encima del roscón y, con ayuda de una escobilla, pincelar bien.
  5. No uséis todo el almíbar para así poder pincelar nuevamente y evitar que no quede demasiado seco. Os recomiendo darle una segunda pincelada una vez haya transcurrido al menos 20 minutos de horneado para no perder el calor ya que se nos puede bajar.

HORNEADO:

  1. Precalentar el horno a 200º y hornear durante 30 minutos con calor por arriba y abajo (en mi horno siempre han sido 30 minutos justos, pero es mejor que lo pinchéis con un palillo para comprobar que sale limpio, ya que cada horno puede variar).
  2. Dejar enfriar cubriéndolo con una paño de tela antes de servir.

*Opcional: yo lo tomo sin nata ni cremas, pero si preferís con relleno, podéis comprar nata vegana (que la hay! jeje) o hacer una especie de crema pastelera con los sobres para hacer natillas (reduciendo la cantidad de leche a la mitad más o menos).



3 thoughts on “Receta Roscón de Reyes Vegano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *