Espinacas con boniato y quinoa

Espinacas con boniato y quinoa

Este es uno de los muchos platos que nunca me habría planteado comer antes de ser vegana, porque en sí la combinación de espinacas con boniato y quinoa puede sonar exótica o “rara”.

Sin embargo, esta la prueba de lo que siempre digo cuando alguien me pregunta “¿y entonces qué comes?”. Ser vegano no significa quitar determinados alimentos de tu plato y punto, porque en realidad significar abrir una ventana a nuevos alimentos, nuevos ingredientes, nuevas combinaciones y a mí esto es algo que me motiva especialmente.

Por otro lado, este es un plato muy completo nutricionalmente hablando, ya que todos sus componentes nos aportan grandes cantidades de los nutrientes que necesitamos diariamente. Las espinacas, como bien nos decían nuestras madres cuando éramos pequeños, hay que comerlas porque están llenas de calcio, hierro, potasio, magnesio fósforo y además es uno de los vegetales que más proteínas contiene, un 2,97%.

El boniato (o batata) por su parte nos aporta energía y es de muy fácil digestión. Y la quinoa, un alimento no muy conocido en España, es muy recomendable para celiacos (no contiene gluten) y para personas con problemas de colesterol ya que es rica en fibra, Omega 6 y Omega 3; además también es otra fuente de proteínas, con 16 gr por cada 100 gr de producto. 

¿Cómo lavar la quinoa?

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la quinoa es un alimento que hay que lavar muy bien antes de consumirlo, ya que contiene saponias (no apto para el consumo), pero no os asustéis porque si seguimos las siguientes indicaciones, no habrá ningún problema:

  1. En un recipiente ponemos la quinoa, cubrimos de agua, removemos bien y escurrimos. Repetir unas 3 veces este paso.
  2. Después llenaremos el recipiente de agua y dejamos reposar la quinoa durante una media hora.
  3. Removemos nuevamente y tiramos el agua.
  4. Dejar caer el agua del grifo sobre la quinoa para asegurarnos de que queda totalmente limpia ¡y listo, ya la podemos consumir!

Vale, vale, sé que suena a mucho trabajo, pero en realidad son unos pocos minutos lavando la quinoa y otra media hora de reposo, no hay excusas para no hacerlo.

¿Cómo cocinar la quinoa?

Cocinar la quinua es bastante sencillo, el método se parece al del arroz, simplemente hay que tener en cuenta que por cada parte de quinoa, vamos a usar tres partes de agua.

Por ejemplo: si queremos hacer 1 taza quinoa, lo haremos con 3 tazas de agua.

Ahora que ya sabemos todo lo que tenemos que saber sobre la quinoa, ¡empecemos!

 

Espinacas con quinoa y boniato
Las cantidades de esta receta está pensada para 2 platos.
Write a review
Print
Ingredients
  1. 1/3 de taza de quinoa
  2. 1 taza de agua
  3. 2 boniatos, unos 200 gr.
  4. 200 gr. de espinacas
  5. 2 dientes medianos de ajo
  6. Aceite de oliva virgen extra
  7. Sal
  8. Salsa tahini y limón para aderezar (se pueden omitir, pero yo recomiendo que lo probéis así)
Instructions
  1. Una vez lavada la quinoa, la ponemos a fuego medio con el agua y dejaremos que hierva hasta que el agua se evapore por completo.
  2. Por otro lado lavamos bien el boniato y lo cortamos en trozos medianos (como si fuesen una patatas bravas) y los ponemos a cocer con un poco de sal hasta que se puedan pinchar con un tenedor (no deben estar blandos).
  3. En una sartén ponemos el aceite y cuando esté caliente añadimos los ajos pelados y cortados en láminas finas.
  4. Sacamos del fuego los boniatos, escurrimos bien el agua y echamos en la sartén con el aceite y el ajo que teníamos. Dejamos que se doren durante 5 minutos removiendo d vez en cuando.
  5. Añadimos las espinacas y un poco más de sal si hiciera falta. Removemos un par de minutos más y sacamos del fuego.
  6. Añadir ahora la quinoa y remover bien para integrarla.
  7. Servirlo caliente y añadir aquí limón y salsa tahini al gusto.
In My Vegan Kitchen http://www.inmyvegankitchen.com/


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *